info@exaccta.com +34 911 923 669

Para que una empresa tenga éxito no cabe duda de que tiene que contar con unos principios y valores asumidos por todos sus miembros, desde el primer al último escalón. Es lo que popularmente se llama “cultura de empresa”, en la que se engloba la filosofía, el modus operandi y los valores asociados a la compañía. Pero, ¿qué pasa si no conseguimos que transcienda como imagen de nuestra marca?

 

Nuestra compañía, nuestra marca, debe de tener una imagen estable y coherente y ha de saber transmitirla como tal a sus clientes y al público general. Por ello, es imprescindible contar con un plan de marca que abarque, entre otros, estos aspectos

-Definición de los valores asociados a la compañía y a la marca/producto. Es importante tenerlos claros para poder delegar internamente el trabajo y, externamente, para que nos relacionen con una serie de atributos positivos .

– Definición de nuestro público objetivo. Sabiendo quiénes son podremos realizar más fácilmente una comunicación más directa y efectiva.

– Creación de una identidad corporativa eficaz. En ella tienes que trabajar por una parte toda la representación gráfica pero también la afectividad, la vinculación emocional que estableces con tu público.

– Análisis de resultados. Cuando ya hemos realizado varias acciones de comunicación y/ nuestros productos llevan un tiempo en el mercado, debemos analizar la acogida y la reacción producida en los clientes potenciales para así mejorar aquellos aspectos que no hayan funcionado correctamente.

Y es que para mejorar nuestra imagen de marca debemos de tener muy presentes los intangibles de nuestro producto o servicio. Cuidarlos al detalle nos facilitará una mayor empatía con nuestro público potencial y aumentará la fidelización entre los mismos.