+34 911 923 669

Si dudas sobre si eres TRADE o no, debes tener claro que el calificado como “trabajador autónomo económicamente dependiente” es aquel que realiza su actividad económica o profesional para una empresa o cliente del que percibe al menos el 75 por ciento de sus ingresos. Esta figura, que tiene un tratamiento diferente a otros grupos de autónomos, está especialmente protegida en algunos aspectos, por lo que si eres Trade debes conocer sus ventajas específicas de cara a ejercer los derechos que conlleva.

 

En el contrato entre el TRADE y su cliente principal debe ser por escrito y tiene que incluir varias condiciones específicas negociadas previamente entre las partes. En él se deben mencionar una serie de coberturas, respaldadas por la ley, que representan ventajas importantes para el trabajador. Aquí os mostramos algunas de ellas:

 

 

  • 18 días de vacaciones al año. Tienes derecho a una interrupción anual de 18 días hábiles, número mínimo que puede ser mejorado en el contrato. Eso sí, no tienen por qué ser remuneradas
  • Cobertura de incapacidad temporal
  • Permiso de maternidad sin necesidad del periodo mínimo de cotización de 180 días
  • Derecho a cobrar la prestación por desempleo si hay incumplimiento grave por parte del cliente.

 

Aunque hay varias características que deberían mejorarse en esta figura del TRADE, ya que además de la alta dependencia económica no puede, por ejemplo, subcontratar parte de las actividades que realiza, existen también algunas coberturas que no debemos dejar escapar. Éstos son sólo algunos ejemplos.